Cocinas angulares

Las cocinas angulares posicionan todos los elementos en dos paredes, colocadas una tras otra, así utilizan de la mejor manera el espacio angular entre las dos. Son una configuración muy cómoda de elegir, con respecto a otros tipos de cocinas, en caso de lugares estrechos. Decoran bien incluso cocinas de amplias dimensiones, cuando agrada la idea de la continuidad de los elementos.

Tipos de cocinas angulares
Las ventajas de las cocinas angulares
Ergonomía y flujos de trabajo
Dimensiones mínimas
Recomendaciones prácticas

Tipos de cocinas angulares

Cuando se decora una ambiente con una composición de cocina angular, el mismo puede utilizarse de distintas formas:

  • una cocina angular constituida por una pared con una sucesión de columnas y otra adyacente al área operativa en línea, provista de fregadero y zona de cocción
  • una cocina angular con la encimera de trabajo continua entre las dos paredes y un mueble bajo contenedor angular
  • una cocina angular con vista panorámica cuando los muebles bajos colocados en L crean una encimera de trabajo que desliza debajo de una ventana para preparar las comidas mirando hacia afuera
  • una cocina angular caracterizada por una solución estética con paneles y baldas para unir los elementos colocados a lo largo de las dos paredes adyacentes

Las ventajas de las cocinas angulares

Comprar uno de los distintos tipos de cocinas angulares permite conciliar tanto exigencias estéticas, con soluciones que animan la decoración, como elecciones funcionales, relacionadas con la utilización de las instalaciones existentes y el aprovechamiento de los lugares pequeños. Las ventajas son muchas.
Utilizar una solución clásica con mesa central y configurar una habitación completa para las comidas, mesa incluida.
Disfrutar bien los espacios reducidos y, si las dimensiones son realmente pequeñas, la mesa puede arrimarse a un lado que termine con un mueble bajo, de hecho creando una península. En este caso, es mejor que cerca haya una ventana para permitir a la mirada abarcar todo lo posible.
Crear un ambiente espacioso utilizando barras portautensilios, estanterías abiertas, compartimientos abiertos, baldas y muebles colgantes, mejor si con puerta de cristal que deje entrever el contenido. Así el ambiente se vuelve diferente y los ojos disponen de distintas profundidades en las cuales relajar la vista.
Utilizar las instalaciones ya existentes puesto que por la mayoría de las veces la cocina angular utiliza el preajuste de las conexiones de gas, agua y electricidad sin necesitar trabajos adicionales, simplificando las elecciones.


Ergonomía y flujos de trabajo

Para moverse bien en una cocina angular es importante colocar cada elemento de un modo funcional con respecto a los movimientos y a los desplazamientos realizados para cocinar, o sea los así llamados “flujos de trabajo”. La configuración con columnas y electrodomésticos en un lado y zonas operativas en el otro a menudo es elegida por quien desea tener mucho espacio para guardar alimentos, ollas y distintos utensilios. Pero, crea flujos de trabajo poco fluidos. La solución más funcional consiste en poner los elementos para que se sigan de un modo ordenado a lo largo de los lados y del ángulo según los desplazamientos realizados para cocinar: nevera, fregadero, preparación, cocción.

Angulos irregulares en la cocina

En fase de proyecto de la cocina angular es esencial controlar la regularidad de este ángulo porque podría ser particular y llevar a la realización de trabajos a medida en muebles bajos, muebles colgantes o columnas.

Recomendaciones prácticas

¿Cuáles son las indicaciones útiles que hay que conocer cuando se decide decorar un lugar con una cocina angular?
Informarse sobre los elementos angulares para las cocinas, actualmente colocados en línea en una pared o en la otra y unidos para formar un ángulo recto, a diferencia de lo que ocurría una vez, cuando el elemento angular tenía un corte frontal de 45°. Son la solución más cómoda, también con respecto a los fregaderos y a las placas de cocción colocados en esquina.
Elegir entre los tipos de elementos angulares para disfrutar el espacio de la mejor manera puesto que proponen módulos angulares para muebles bajos, muebles colgantes o columnas, provistos de cestas giratorias, cestas extraíbles o bandejas contenedoras, montados en sistemas fáciles de extraer, incluso totalmente, para utilizar todo el espacio interior.
Considerar una boiserie con baldas como elemento angular: es una solución elegante que distribuye los electrodomésticos en las dos paredes adyacentes como si fueran dos ejemplos de cocina lineal unidos por la boiserie.
Calcular el espacio pisoteable tomando en cuenta, cuando hay también la mesa, que es necesario considerar la apertura de puertas y cajones y el volumen creado por las personas sentadas.
Instalar grifería escamoteable cuando la cocina angular coloca el fregadero debajo de una ventana para poder trabajar cómodamente y abrir bien la ventana.