Columnas

Las columnas utilizan el espacio donde no sirven encimeras de trabajo para completar la organización eficiente de una cocina. En realidad, sus interiores son perfectos para colocar una gran cantidad de alimentos, la batería de cocina más voluminosa, hasta la mayoría de electrodomésticos empotrados además de las encimeras de trabajo extraíbles. Y una vez que se cierran las puertas, todo está en orden, elegante y uniforme en su estilo.

Características de las columnas
Instalación de las columnas
Columnas de pared
Columnas angulares
Posicionamiento de las columnas

Características de las columnas

Se trata de muebles de dimensiones variables, por ejemplo Doimo Cucine propone columnas a partir de 99 cm hasta 216 cm con una sola puerta, para llegar hasta 240 cm con dos puertas. Para quien deseara llegar aún más arriba, están disponibles las sobre columnas que llegan hasta el techo.
Las soluciones previstas por las cocinas modulares disfrutan cualquier espacio, también mínimo, gracias a los módulos de columna más estrechos o a los angulares, también equipados con mecanismos extraíbles que cubren la profundidad del mueble además de su altura.
A un uso inteligente del espacio contribuyen también las puertas ya que, además de las clásicas batientes, pueden elegirse extraíbles o escamoteables en los costados. Además caracterizan la columna los estantes, que Doimo Cucine propone de vidrio, vidrio con estructura de aluminio o de melamina, las gavetas de metal o madera, los varios mecanismos interiores con gavetas o bandeja de metal.
Entre los equipamientos interiores de las columnas se incluyen también los sistemas de iluminación LED, los módulos específicos para guardar escobas, aspiradoras, tablas de planchar y las cómodas encimeras de trabajo extraíbles, ideales para utilizar pequeños electrodomésticos de cocina como la licuadora o el extractor de zumos para fruta y vegetales.

Instalación de las columnas

Columnas de pared. Son las clásicas columnas arrimadas a las paredes de un cuarto de cocina cerrado o a las divisorias con respecto a la zona de estar. Dos de sus variantes son las columnas empotradas, en el interior de nichos existentes o expresamente construidos en cartón yeso para incorporar pilares o partes estructurales de la casa de otro modo a la vista y las columnas semisuspendidas. Estas se aplican en la pared en un nicho pero sólo para una parte de su profundidad para salir un poco y aparecer, justamente, semisuspendidas.
Columnas angulares. Son una propuesta que ha evolucionado mucho en el tiempo. Las cocinas modernas modulares ofrecen amplias soluciones angulares para utilizar cualquier espacio, con sistemas de gavetas extraíbles.

Posicionamiento de las columnas

Columnas al final de la composición. Para moverse cómodamente en la cocina, según flujos de trabajo organizados, eficientes y naturales, las columnas deberían colocarse siempre al final de la configuración.
Columnas a toda altura. Las columnas pueden ser también a toda altura, con módulos sobrepuestos para utilizar todo el espacio disponible con función de almacenaje.
Distancia de las columnas desde el fregadero y la placa de cocción. 30 cm es una distancia mínima recomendada para cocinar y lavar cómodamente sin chocar contra los costados de las columnas, limpiar fácilmente la zona y reducir el impacto de agua y vapor en los costados de las columnas, que durarán más.
Columnas despensa. Las columnas despensa, equipadas para contener los alimentos de larga duración, son cómodas cerca de la placa de cocción y de los hornos para tener lo indispensable al alcance de la mano. A menudo la columna despensa aloja también los hornos.
Columna con nevera. Es cómodo colocar la columna con nevera empotrada cerca del fregadero puesto que los alimentos se sacan por la mayoría de las veces de la nevera y se apoda en el fregadero para ser lavados o limpiados.