Dekton®

Las encimeras de Dekton® hacen refinado el ambiente porque reproducen diversas variedades de mármol y piedras naturales y de encimeras de cuarzo. Además ofrecen elevadas prestaciones técnicas.

¿Qué es el Dekton®?
Características del Dekton®
Encimeras de Dekton®
Cómo limpiar el Dekton®

¿Qué es el Dekton®?

El Dekton® es una mezcla compuesta por más de 20 minerales naturales. En su proceso productivo se insertan vidrio, materiales cerámicos y cuarzo de altísima calidad. Para su fabricación se utiliza la Tecnología de Sinterización de Partículas (TSP), capaz de acelerar y realizar rápidamente las mutaciones metamórficas a las que la piedra natural está sometida durante miles de años, aprovechando las condiciones de alta presión y temperatura elevada. Las láminas obtenidas pueden alcanzar grandes dimensiones y grosores muy reducidos, manteniendo intactas sus notables prestaciones.

Características del Dekton®

El Dekton®, material altamente tecnológico, cuenta con características notables:

  • extremadamente resistente a arañazos y abrasiones
  • extremadamente resistente a las manchas
  • extremadamente resistente al calor
  • estable en el tiempo
  • muy compacto y, por lo tanto, higiénico
  • totalmente impermeable
  • inmune a huellas y cercos
  • adecuado para cocinas al aire libre y barbacoas

Encimeras de Dekton®

Gracias a la ausencia de porosidad, las encimeras ultracompactas de Dekton® son muy resistentes e higiénicas y, por tanto, adecuadas para la cocina, e imitan a la perfección la piedra y el mármol, así como las encimeras de cuarzo. Están disponibles en varios colores, acabados y medidas, y a menudo se combinan con copetes y respaldos del mismo material para completar el área de trabajo de una manera funcional y con el mismo estilo. Sus cantos tienen un acabado de lijado y abrillantado.

Cómo limpiar el Dekton®

La limpieza diaria de las superficies de Dekton® se puede realizar con un paño suave y Q-Action, un producto específico, o bien simplemente con una esponja de microfibra y jabón neutro, y aclarándolas bien después. Si se trata de una encimera con acabado brillante, es aconsejable secar la superficie con papel de cocina o un paño de algodón limpio. Para las manchas más persistentes, utilice una esponja y un producto de limpieza cremoso con partículas abrasivas o un disolvente, como acetona.

No utilice ácido fluorhídrico (HF) ni estropajos metálicos.