Okite® y Silestone®

Las elegantes encimeras de cuarzo son resistentes, fáciles de limpiar y duraderas porque están compuestas de polvos aglomerados en lugar de cuarzo puro. Entre las más conocidas están las encimeras de Okite® y las de Silestone®.

El cuarzo y sus compuestos: ¿qué son?
Características del cuarzo
Encimeras de cuarzo
Cómo limpiar el Okite® y el Silestone®

El cuarzo y sus compuestos: ¿qué son?

El cuarzo es un mineral muy abundante en la naturaleza, un elemento constituyente de muchas rocas y existente en diferentes variedades. Es muy duro y estable desde el punto de vista químico y, por lo tanto, es resistente a los ácidos fuertes, con la excepción del ácido fluorhídrico.

Para que pueda trabajarse en láminas, como es necesario en la industria del mueble, el cuarzo no se usa puro. Se transforma así en un material innovador compuesto, formado por polvos de cuarzo natural, en cantidades de entre el 90 y el 95%, resinas termoendurecibles para solidificar el compuesto y pigmentos naturales para obtener las tonalidades y los efectos estéticos deseados.

Características del cuarzo

Las láminas de compuestos a base de cuarzo, como Okite® y Silestone®, que se utilizan en la cocina son una elección elegante, de sabor natural y ricas en una amplia gama de colores y diferentes efectos cromáticos.
Las láminas de compuestos de cuarzo son:

  • higiénicas
  • extremadamente resistentes a arañados, impactos y desgaste
  • resistentes a las manchas, porque no absorben líquidos como agua, limpiadores, aceite o café, productos de uso cotidiano en la cocina
  • muy resistentes al calor
  • resistentes a un buen número de agentes químicos

Encimeras de cuarzo

Las encimeras de Okite® y Silestone® reproducen perfectamente la elegancia del cuarzo natural, y también de la piedra, y aumentan el rendimiento técnico de estos. Están disponibles en numerosos colores y varios grosores, según sea la colección elegida, y sus cantos tienen un acabado de lijado y abrillantado. A menudo, estas encimeras se combinan, sobre todo en la zona de cocinado, con copetes o respaldos del mismo material, impermeables, higiénicos y fáciles de limpiar.

Cómo limpiar el Okite® y el Silestone®

Cualquier derrame de líquido u otra sustancia debe eliminarse inmediatamente con papel de cocina; a continuación, limpie la superficie con un paño suave, agua caliente y un producto de limpieza líquido. Para eliminar sustancias incrustadas o pegajosas, o manchas de grasa, aceite o pintura a base de agua, rasque delicadamente el residuo con una espátula de plástico no afilada y límpielo con una esponja no abrasiva y un producto de limpieza cremoso. Aclare bien la superficie con agua caliente y séquela con un paño limpio.

En las encimeras u otros elementos de Okite® y Silestone® siempre es bueno utilizar:

  • salvamanteles para objetos calientes como cacerolas, cafeteras, planchas, etc.
  • aislamiento para hornos u otros electrodomésticos apoyados sobre la encimera, para no sobrecalentarla y evitar que con el tiempo se creen grietas o se altere el color
  • tablas de cortar al preparar la comida, porque los cuchillos pueden causar micro arañazos, en los que se acumulan gérmenes y suciedad aunque no sean visibles

Evite el uso de:

  • lejía
  • productos alcalinos
  • disolventes para pintura
  • sosa cáustica
  • ácido fluorhídrico