PET

¿Una cocina ecosostenible? Una cocina con las puertas de los muebles de PET es una cocina respetuosa con el medio ambiente y con la salud de los que la viven cada día y aprecian la estética con acabados brillantes y opacos.

¿Qué es el PET?
Características del PET
Puertas de cocina de PET
Cómo limpiar una cocina de PET

¿Qué es el PET?

El tereftalato de polietileno, o PET, es un material plástico libre de PVC y con cero emisiones al medio ambiente. Se produce con petróleo o metano y puede reciclarse siempre. Las botellas de agua de plástico, por ejemplo, están hechas de PET y, como sabemos, son 100% reciclables, contribuyendo así a la ecosostenibilidad. Las superficies de PET se producen en diferentes grosores y luego se someten a un proceso nanotecnológico que las hace resistentes.

Características del PET

Se trata de un material verde, respetuoso con el medio ambiente y la salud humana a lo largo de todo su ciclo de vida y de regeneración: particularmente higiénico durante su uso, y por esta razón un pilar tanto en el sector de la alimentación como en el cosmético y el farmacológico, respecta el medio ambiente también en su fase de incineración, ya que no emite compuestos contaminantes. Los muebles de PET:

  • son impermeables al agua y a los líquidos de base acuosa
  • son resistentes a las manchas
  • son bastante resistentes a los impactos
  • están disponibles en varios colores brillantes u opacos
  • son económicos

Sin embargo, es recomendable encender siempre la campana extractora cuando se utiliza la placa de cocina durante sesiones de cocinado prolongadas o si se cocinan alimentos que liberan una gran cantidad de vapor de agua.

Puertas de cocina de PET

Los tableros de PET se utilizan para los elementos verticales del mobiliario, esto es, para las puertas de los muebles bajos, las columnas y los armarios de pared. En Doimo Cucine, las hojas de PET, de 0,25 mm de grosor, se pegan mediante rodillos con cola de poliuretano resistente al calor, al vapor, la humedad y el agua. Se aplican a tableros de partículas de madera de densidad media (MDF), con una emisión mínima de formaldehído (clase E1, UNI EN 13986/2005) y en breve con la certificación CARB P2, por lo que también pueden exportarse a EE UU. El lado interior es de melamina, y los cantos de ABS, ambos en el mismo tono que la puerta. En el caso de las repisas y de los elementos abiertos, el PET cubre los lados mientras que los cantos se realizan en ABS a juego. Está disponible en varios colores y, aunque es naturalmente brillante, puede elegirse en acabado brillante u opaco (en Doimo Cucine XGloss e XMatt), acorde con las tendencias estéticas más actuales.

Cómo limpiar una cocina de PET

El PET es un material muy práctico porque es resistente y fácil de limpiar, además de ser particularmente higiénico. Sin embargo, siempre va bien eliminar de inmediato cualquier depósito de agua, vino, café, aceite y otros líquidos con un paño suave o papel de cocina. Para la limpieza, utilice solo un paño suave de microfibra y un producto de limpieza líquido neutro. Aclare luego con un paño humedecido en agua caliente y seque con cuidado.
Evite el uso de:

  • esponjas, estropajos y productos abrasivos
  • acetona, alcohol o productos de limpieza que contentan cloro o materiales agresivos, como descalcificadores de ácido fórmico, productos para limpiar desagües, ácido clorhídrico, productos para la limpieza de la plata, limpiahornos, productos blanqueadores
  • objetos calientes en contacto directo, incluidos hornos u otros electrodomésticos si no están aislados por la parte apoyada