Polimérico

Las cocinas de polimérico son resistentes, están disponibles en diversos colores lisos, brillantes y opacos, y pueden reproducir la madera en muchos acabados y definir así la estética de una cocina sofisticada a un precio moderado.

¿Qué es el polimérico?
Características del polimérico
Cocina con puertas o tableros de polimérico
Cómo limpiar el polimérico

¿Qué es el polimérico?

El polímero es un compuesto plástico –el más usado es el PVC–, empleado en “hojas de polímero”, es decir, en finas láminas de revestimiento, generalmente de entre 0,3 mm y un milímetro o un poco más. Estas láminas se calientan para que se deformen y luego se planchan y se pegan a tableros mediante planchas especiales. En un solo paso se cubren la superficie, los cantos y los huecos que pueda haber de manera precisa y permanente. Las hojas de polímero pueden realizarse en colores lisos o estampados para obtener un efecto madera, reproduciendo los diferentes tipos de madera con un alto grado de fidelidad.

Características del polimérico

Las partes de polimérico de los muebles de cocina:

  • son impermeables al agua y a los líquidos de base acuosa
  • son resistentes a las manchas
  • son resistentes a los impactos
  • están disponibles en numerosos colores y acabados
  • reproducen la madera con un alto grado de fidelidad
  • son económicas
  • se aplican sobre tableros sin tratar con una emisión mínima de formaldehído (clase E1, UNI EN 13986/2005)

Cocina con puertas o tableros de polimérico

El polímero es uno de los materiales plásticos más empleados en la industria del mueble. En la cocina se usa sobre todo en los elementos verticales del mobiliario, es decir, en las puertas de los muebles bajos, las columnas y los muebles de pared: aquellos elementos que no están sometidos a un uso intensivo, como es el caso de las superficies horizontales utilizadas para preparar alimentos y que soportan fuertes impactos y calor en contacto directo, al que son sensibles. Las hojas de polímero se utilizan sobre un tablero, revestido en el lado exterior y en los cantos en el caso de las puertas; Doimo Cucine, por ejemplo, utiliza un tablero de partículas de madera de densidad media (MDF) con el lado interno de melamina blanca. En el caso de las repisas y los elementos abiertos, el tablero de polimérico cubre ambos laterales y los cantos.

Cómo limpiar el polimérico

Limpie las superficies de polimérico con un paño suave (de microfibra) y un limpiador líquido neutro, aclárelas con un paño humedecido en agua caliente y seque con cuidado. Elimine inmediatamente cualquier resto de agua, vino, café, aceite u otros líquidos con un paño suave o papel de cocina.
Para mantener una cocina de polimérico durante mucho tiempo es aconsejable utilizar la campana a fin de evitar el sobrecalentamiento del polímero, pues es un material termoplástico y, por tanto, sensible al calor.

Evite el uso de:

  • esponjas, estropajos metálicos y productos abrasivos
  • acetona, alcohol, limpiadores que contengan cloro y sustancias abrasivas, como descalcificantes a base de ácido fórmico, productos para limpiar desagües, ácido clorhídrico, productos para la limpieza de la plata, limpiahornos, productos blanqueadores
  • utensilios de limpieza que utilizan vapor de agua, porque el polímero es un material termoplástico y, por tanto, sensible al calor
  • objetos calientes colocados directamente sobre la superficie de polimérico, como hornos u otros electrodomésticos