Sistemas de apertura

Las cocinas componibles modernas se caracterizan a menudo por las aperturas con gola, es decir la ausencia de tirador. En realidad los sistemas de apertura de los muebles de la cocina ofrecen distintas variantes, de elegirse por su estética y por la funcionalidad. Según el aspecto considerado más importante, hay situaciones que necesitan un tipo de apertura, por ejemplo cuando hay puertas de grandes dimensiones, el sistema gola vertical es seguramente el más adecuado desde el punto de vista estético, mientras que el tirador a toda altura, siempre vertical, es más cómodo ya que vuelve la apertura fácil, rápida y cómoda.

Tipos de sistemas de apertura
Gola
Gola plana
Tirador
Push-pull
Mecanismos de apertura
Puertas batientes
Puertas basculantes o abatibles
Puertas con apertura móvil oblicua
Puertas plegables
Puertas escamoteables
Puertas extraíbles

Tipos de sistemas de apertura


Gola. La gola tradicional es a “C” o a “L” según su función, por la mayoría de aluminio extruido opaco, o barnizado blanco o negro, o también lacable.


Gola plana. Está constituida por un perfil metálico posicionado en la parte frontal de la puerta o prevé un perfilado de la puerta para facilitar su apertura.


Tirador. El mundo de los tiradores es amplio, abarca los pomos, los tiradores de puente con un paso variable, los modulares horizontales o verticales en las columnas. Doimo Cucine propone tiradores de madera, materiales nobles o metal con distintos acabados, entre los cuales el efecto satinado, cromado, bruñido.


Push-pull. Un sistema cómodo, elegante y perfecto puesto que se basa en un pistón que hay que presionar, empotrado en el costado del casco detrás de la puerta.

Mecanismos de apertura

Puertas batientes. Son las puertas clásicas que se abres totalmente hacia la persona. Son económicas y fáciles de instalar. Naturalmente crean un volumen cuando están abiertas, si se aplican en un mueble colgante impiden la vista y limitan los movimientos.
Puertas basculantes o abatibles. Muy difundidas para los muebles colgantes, se abre hacia arriba y se mantienen en posición abierta para una buena seguridad, dejando libre la vista y los movimientos. Pueden ser manuales o eléctricas.
Puertas con apertura móvil oblicua. Se utilizan para los muebles colgantes, permiten que la puerta realice un movimiento de traslación oblicuo hasta levantarlas y abrirlas totalmente. Son manuales o eléctricas.
Puertas plegables. Para los muebles colgantes se elevan y doblan verticalmente con pistones que las mantienen en posición.
Puertas escamoteables. En las columnas permiten el máximo acceso en el interior del mueble puesto que se abren y luego se meten en los costados del mueble. Crean nuevas áreas de trabajo, aún más si contienen pequeños electrodomésticos como la máquina de café o el horno y se combinan con encimeras de trabajo extraíbles.
Puertas extraíbles. Se utilizan para columnas, muebles bajos y colgantes. Cuando se abren llevan consigo también el equipamiento interior del mueble poniendo a la vista su contenido.